El senador nacional Gerardo Morales, asumió este lunes como Presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical, en un acto donde analizó la coyuntura provincial y nacional, observó el vacío de autoridad y reclamó al oficialismo que gobierne. También entonces cuestionó los cambios de gabinete que son –dijo- “la expresión de un gobierno en retirada” y reclamó la recuperación de la autoridad y cambios políticos.

El líder radical que fue posesionado en un multitudinario acto que tuvo lugar en el Club 1º de Marzo, expresó su vocación de ser candidato a Gobernador de Jujuy en 2015, pero resaltó también que el radicalismo hoy tiene dos figuras más con posibilidades de llegar a la primera magistratura, Mario Fiad y Raúl Jorge.

Morales. Destacó que en esta nueva etapa el objetivo será potenciar a la UCR como herramienta de cambio para generar las condiciones que hagan posible una alternancia en la conducción de la provincia.

Junto a Morales asumieron los miembros de la mesa provincial,así como los de Comité Capital que liderará Santiago Jubert, Juventud Radical de Capital con Raúl Mamaní y Juventud Radical Provincial con Renán Dada.



LA CRISIS:
CAUSAS ECONÓMICAS, POLÍTICAS Y CULTURALES


Morales analizó los saqueos ocurridos en Jujuy y en otros distritos del país. Consideró que se inscriben dentro de una problemática nacional que es el resultado de una interna del peronismo y una consecuencia de la decisión de la Presidenta CFK de dejar librada a su suerte a la provincia de Córdoba durante la asonada policial. “Como el Gobernador De La Sota no es adherente al Gobierno nacional lo dejaron solo y se generó un conflicto que tuvo un efecto dominó en todo el territorio nacional” explicó Morales.

El líder de la UCR jujeña señaló que otro factor de la crisis es la inflación, que se ha tratado de ocultar manipulando el INDEC y que tensiona la puja salarial por el deterioro del poder adquisitivo.

Además Morales adjudicó la crisis al proceso de apropiación por parte de la Nación de recursos provinciales. “Estamos frente al Gobierno Nacional más unitario de la historia, porque es el que más ha sojuzgado y ha presionado a las provincias argentinas” enfatizó.

Además Morales diferenció a los saqueos recientes de los de 2001. “En 2001, la salida de la convertibilidad duplicó la cantidad de pobres en Argentina, creció el desempleo, se produjo una crisis social y económica y un quiebre en las redes de articulación de la sociedad argentina. Pero además en 2001, los saqueos fueron incentivados por los “varones” del conurbano boanerense”.

Hoy, agregó, la situación es distinta, y si bien es posible encontrar algunos elementos comunes, los saqueos revelan otro tipo de crisis. “Hubo una degradación cultural en la Argentina que formó a amplios sectores en la delincuencia. Una persona que delinque es el resultado de un proceso de pérdida de valores, de una cultura donde todo vale, la falta de respeto, la falta de sujeción a la norma, la pérdida del sentido de las instituciones y del estado como organizador de la sociedad”.
Además, agregó, “se han instalado en la cultura prácticas como la mentira, la corrupción, la violencia y como respuesta del estado la impunidad.

“Cuando estas conductas se hacen cultura es inevitable la irrupción de la violencia y la delincuencia”, acotó.
También Morales agregó como otro detonante de la crisis “la deslegitimación del poder político nacional”. Interpretó el líder radical que el kirchnerismo que había recuperado la política y el principio de autoridad, después de 10 años se ha deslegitimado. “Ya nadie los respeta, porque nadie no les cree, porque roban y mienten de la manera más descarada”.

Por otra parte, el titular del radicalismo jujeño, observó que “se vienen momentos difíciles, porque se ha tocado la estructura salarial de las fuerzas de seguridad y con razón, los otros sectores asalariados reclamarán una mejora similar”.

“El Gobierno abrió una Caja de Pandora y la responsable de lo que ocurra es la Presidenta que habilitó a Capitanich para que le suelten la mano a Córdoba. Ahora el problema se nacionalizó y hay una demanda que atraviesa a todos los sectores del trabajo”.



NEUTRALIZAR INTENTOS DESTITUYENTES

Consultado respecto a los rumores de posibles saqueos, el próximo 10 de diciembre, Morales convocó a la ciudadanía y a los medios de comunicación a “bajar la tensión” y a neutralizar y desactivar este tipo de convocatorias que “pueden ser destituyentes para cualquier gobierno, nacional o provincial, porque son una invitación a la guerra total”. Y en cambio llamó a multiplicar llamados por la paz, como la Marcha a la que convocó el Obispado de Jujuy para este lunes.




JUJUY: LA AUSENCIA DE POLITICA Y DE AUTORIDAD
Y UN CAMBIO PARA QUE NADA CAMBIE


“Los gobiernos nacionales y provinciales tendrán que ver como afrontan esas demandas” dijo y señaló que en particular en Jujuy, la situación se agrava “frente a un gobierno provincial ausente, con ausencia de política y un gobernador que está encerrado entre cuatro paredes y tiene la cabeza metida bajo la tierra, como el avestruz”.

“Jujuy necesita gobierno” sentenció Morales y necesita “funcionarios que afronten los problemas, que pongan la cara, que hablen con la gente, que cuiden a los jujeños, a los trabajadores, a los emprendedores, a los más pobres y que defiendan cada uno de los puestos de trabajo” añadió.

Gerardo Morales analizó que el reciente cambio de gabinete provincial, es la expresión de un gobierno decadente y en retirada, y subrayó que no hay ninguna señal que preanuncie cambios, porque de lo que se trata es del cambio de políticas. Y nada de eso parece haber ocurrido”.

Detalló, que por ejemplo en la cartera de Infraestructura, lo que se precisa es un cambio en la matriz de la obra pública, que priorice las necesidades más urgentes como obras para proveer servicios esenciales asentamientos y para reactivar la producción”.

“Necesitamos un gobierno que priorice las necesidades de los más pobres, no un gobierno que elija construir obras faraónicas para sus propias burocracias, como el Centro Cívico” acotó.

Por otro lado, Morales observó que el gobierno de Jujuy no tiene capacidad para responder a las nuevas demandas sociales, inclusive, agregó, su institucionalidad es antigua. Por ello consideró que es preciso modernizar el gobierno para ponerlo en línea con los desafíos de la sociedad moderna, entre otros el de la inseguridad, el narcotráfico, la trata de personas.

“Necesitamos un estado moderno, dinámico que tenga el coraje de cambiar y de estar al lado de la gente. Hay que reparar a jujuy y devolverle un proyecto de provincia y esta será la tarea de la UCR”.


EL ROL DEL RADICALISMO:
DENUNCIAR, PROPONER Y ARTICULAR


El titular del radicalismo jujeño, al referirse al rol que cumplirá su partido en Jujuy, precisó que será “trabajar en los temas que el gobierno ha dejado y le ha cedido a las circuntancias”.

“Nuestro camino es hacer propuestas, siendo una oposición responsable. Pero no vamos a quedarnos de brazos cruzados, vamos a seguir caminando los barrios, fortaleciendo los vínculos con diferentes sectores de la sociedad, articulando y dialogando también con otros partidos políticos”.

El fortalecimiento de su estructura interna y el trabajo externo junto a otros actores sociales será la tónica de la gestión de Gerardo Morales al frente de la UCR.

En esa línea de trabajos se inscribe el trabajo que desarrolla el IPP y la UCR en, por ejemplo, materia de lucha contra el narcotráfico y las adicciones. Pero además en esa línea, el radicalismo promoverá un espacio para impulsar la producción y el trabajo con actores sindicales y empresariales.



“ESTAMOS LLAMADOS A GOBERNAR”

Durante su asunción al frente del Comité Provincia, Gerardo Morales fue enfático al afirmar que “el radicalismo está llamado a gobernar Jujuy” y confió que “estoy dispuesto a ser candidato a gobernador,” sin embargo indicó que el radicalismo hoy puede enorgullecer de contar entre sus filas a otros dirigentes que pueden ser Gobernadores, entre ellos Mario Fiad y Raúl Jorge.

“Por lo pronto vamos a conducir un partido que debe ser la gran herramienta colectiva para construir un proyecto de provincia. Y en 2015 vamos a ganar”, aseguró.

Finalmente Morales resaltó que en esta nueva etapa al frente de la UCR jujeña trabajará junto a una mesa provincial que está integrada por una diversidad de perfiles, una pluralidad que da cuenta también de un proceso de renovación al interior de la estructura.-

La UCR tiene que ser la gran herramienta colectiva para construir un proyecto de provincia.
Estamos llamados a gobernar Jujuy!Tenemos la responsabilidad de darles a todos los jujeños un mejor futuro. Gerardo Morales